Restaurantes


Zona: Recoleta

Dirección: Riobamba 1220

Teléfono: 4811 – 1915

Antes de entrar a Teatriz, el imponente telón de cemento sostenido por dos manos anónimas te va a impactar. Ya entonces, cuando detrás del generoso vidrio se muestren las inmaculadas mesas coronadas con copas, tus expectativas serán mejores, y aun así, el menú las va a ennervar más. El lugar se aclimata con una luz baja que da brillo artístico a las modernas instalaciones; y, en borgianos detalles de ajedrez, se agrega un estilo laberíntico. La palabra clave es elegancia: una calidez distinguida. Para que las imágenes hablen más que mil palabras, aquí encontrás fotos.

Pero lo que hace que Teatriz consiga agotar localidades, más que sus finos espacios, es su oferta gastronómica. El servicio es para llevar al Colón: los mozos impolutos te atienden la mesa sin que haga falta que chistés, como es debido. Se les puede criticar la seriedad, pero como va con el ambiente, podría decirse “parte del show”. Entonces llega la carta, y, aunque no se bajen las luces, se levanta el telón y empieza el espectáculo…

Para entretenerte antes de la función, las entradas teloneras van desde ceviche de pulpo español a Won Tons de centolla y queso de cabra; pasando por empanaditas de carne cortada a cuchillo con queso y ciboullette; carpaccio de Salmón ahumado, mostaza en grano y verdes; y cuatro diferentes sabores de tapas españolas. Lo demás te lo dejo de intriga… ¡no vas a pedir el final!

El menú pone en escena a un reparto exclusivo de 23 platos principales. Pero, como un one night only: aunque limitado, intachable. Hay pasta, pescados y mariscos y carnes y aves. En lo primero, merecen ovación los ravioli de salmón ahumado, camarones y champignons; los linguine al negro de calamar español con variación de frutos de mar; y los cappelletti de carne, hongos del bosque y tomate natural. Bajo el mar, el mero con almejas en salsa verde provenzal y el salmón rosado en salsa de dïll y sauvignon blanc con papas rösti son dos funciones imperdibles. Y, en lo que es carnes y aves, la divina comedia está entre el clásico, pero nunca desprestigiado, lomo grillé (acá es con papas paille y verdes que le dan un toque más dramático); el pollo de campo al ajillo y pimientos con papas crocantes y vegetales; y, estrella indiscutida: el cordero patagónico en crust de hierbas, rúcula y papas al romero.

La velada es de lunes a viernes, mediodía y noche; y sábado sólo por la noche. Éxito asegurado si vas con tu gorda, o ideal para un festejo ocasional con amigos. Si invita la familia, es una opción tranqui, apta para una buena conversación. El valor de la entrada para este teatro culinario, por persona, ronda los $60. No te lo pierdas.

    

 

Zona: Barrio Norte

Dirección: Riobamba 1239

Teléfono: 4816 – 5507/5570

Si en tu casa hacen estas tortas…¡¡invitáme a tu casa!! Este lugar no justifica descripciones de espacio, ¡porque con lo gastronómico empacha de bueno! Esta marca nació de la idea compartida de dos hermanas, María Rosa y Nora Longinotti, que luego de convertirse en licenciadas y madres, desempolvaron las recetas de su abuela para sumar otro título a sus historias de vida: ¡el de tremendas reposteras!

Para publicidad, les bastó con sus inigualables elaboraciones… y de a poco crecieron desde la construcción de una planta modelo, hasta la apertura de nuevas sucursales. Hasta el momento, tienen cinco: dos en Belgrano: Céspedes 2647 y Amenábar 933; dos en Barrio Norte: Riobamba 1239 y Laprida 1782; y uno en Palermo: Scalabrini Ortiz 3170. Así que no tenés excusa para no ir. Después vas a andar buscando excusas para volver.

Entre sus servicios, incluyen catering y eventos, cocktails, desayunos, mesas dulces, con la opción de agasajar a tus invitados en salones propios. Además, si tenés la suerte de contar con uno cerquita de tu casa, tienen delivery: para darte ese gustito dulce típico de los viernes o domingos lluviosos a la noche, a solas o en compañía.

Por ahora sólo sabés de lo dulce…pero para ponerle sal a la vida, no te equivocás de lugar ni ahí. Como en casa te ofrece ensaladas suculentas (aunque parezca contradicción), sándwiches muy chic, crêpes extraordinarios, minuciosas tablas de quesos y fiambres en las que rebalsa la dedicación de su cocina, y tapeos y cazuelas que te traen España a la city porteña. Para almuerzos en que quieras mimarte un poco, pasáte a comer: no vas a conocer mejores anfitriones en tu vida.

Y en lo dulce… puedo hablar mucho, pero hasta que no lo pruebes no me vas a creer. Tienen tortas de película, ¡a todo color!: cheesecake, rogel, holandesa, selva negra, isla flotante, nevada y opciones propias como la torta Mili (muy recomendable), la caribeña (tanto o más recomendable aun), y la torta Isabella (ni la reina católica Isabel la conoció igual…

). También la descosen las tartas: coco, frutilla, pastra frola, lemon pie, manzana (tibia con helado de crema americana y te morís), sambayón, tiramisú, de ricota, y no sigo porque imaginárselo sin estar hincándole los dientes es criminal.

En lo que es cafetería, los licuados, jugos e infusiones tienen con qué jactarse. En particular el licuado de frutos del bosque, muy aclamado entre los habitués de esta casa de té. También te podés llevar las típicas muestritas no gratis de alfajores, cuadrados y masitas, para quedarte con las ganas y tener que volver obligadamente por algo más heavy

En cuanto a horarios, depende de la sucursal de que se hable, al igual que la ambientación. Sí se puede decir que todas comparten el estilo moderno fino y clásico, con la comodidad de los clientes como estandarte.

Un dato especial: el favorito de todos es la sede Riobamba, por el espléndido jardín interior con el que cuenta (fuente incluida) para una tarde con sol agradable. ¿A quién invitar? Da para todo, desde amigos que no ves hace tiempo, hasta tu salidita actual. ¿De cuánto hablamos? $35 por persona. Para más información, www.tortascomoencasa.com.

Zona: Luján

Dirección: Rivadavia esq. Alte. Brown

Teléfono: 02323 – 433080

 

 

Para camperos y gauchos que se alejen del cemento cada tanto o para alguna visita especial a Luján, religiosa o laica, este lugar es de los top 5 en mi corta historia de vida. Las razones son varias, pero a él se aplica que la calidez suele nacer de la atención, de lo rústico, y del sabor de lo “hecho en casa”, más que de cuánto empeño económico o chiche moderno se puso en un espacio.

Desde afuera, cualquiera que no sepa apreciar la arquitectura de los cimientos de nuestra patria, creería que Rivadavia 750 (esq. Almirante Brown) es un bodegón cualquiera. No sabría que se trata de una casona de antes de 1741 y que figura en la traza original del pueblo de Luján. Tampoco sabría que conserva intacta, en su techo, la puerta trampa por donde sus habitantes escapaban, allá en las épocas en que los pagos eran hostil territorio indígena, de visitas indeseables. Sus paredes de adobe tampoco lo dicen. Pero algún patriota sensible, o quizás un ojo agudo, sabrán descubrir, en su interior, un ambiente infaliblemente encantador. Para un poco más de historia, pueden entrar a www.restaurant1800.com.ar.

1800, como buen galán, sabe conquistar por lados fuera de sus encantos físicos. Tratándose de un restaurante, no extraña que su arma especial de seducción sea “la pancita llena”. Para dejar el “corazón contento”, cuenta un menú de opciones que enamorarían a las papilas gustativas más histéricas. Para las entradas, las posibilidades son platos fríos o calientes, que se sabrá elegir de acuerdo a la estación: omelette de camarones, ensalada americana (apio, palmitos, manzana, ananá y, otra vez, camarones), boconcinos de buffarela, rabas (¡como si las pescaran en frente tuyo!) y mousse de salmón; son algunos de los más pedidos tratándose de un espacio predilecto para los mariscos.

También se destaca por sus pastas, y, ya pasando a los platos principales, descollan finezas como los ravioles negros de ricotta y kanikama y los ñoquis con salsa Parisiense. O, dejando Italia a un lado y volviendo a lo nuestro que es la carne, las estrellas son; carré de cerdo grillé con puré de manzanas, lomo al 1800 (salsa demiglacé, nuez moscada, romero fresco y especias), jamón de ciervo o jabalí, entre otras formas esmeradas de nacionalismo, ¡imperdibles! Aun sin querer llegar al fin, los postres gourmet son para izarles la bandera. Tienen zócalo con helado, merengue y dulce de leche caliente; un “flan 1800” que llega a ese número, y lo pasa, de bueno; y, para un paladar menos fanático de lo empalagoso, un helado de limón con champagne digno de patricio.

La carta de vinos es generosa, y justifica cómodamente la decoración estilo bodega detrás de la caja. ¡Con más de 10 años de experiencia desde su inauguración, este mesón lujanero la tiene clarísima!  

El promedio de gasto va de $35 a $40 por cabeza. Las formas de pago incluyen Visa (también Visa Electrón), American Express y Master Card. Dato fundamental a tener en cuenta para no hacer semejante viajón de gusto, es que abre de lunes a sábado al mediodía y a la noche, y los domingos y feriados, sólo al mediodía. Las vísperas de feriado, se encuentra abierto por la noche.

Zona: Puerto Madero

Dirección: Boulevard Azucena Villaflor esq. Olga Cossettini
Teléfono: 5775-0330

 

Qué buen lugar!. Fresh Market queda en Puerto Madero, del otro lado de los diques y es ideal para ir a comer al mediodía si el día es lindo. Es muy práctico porque es una zona que recién ahora empieza a ser residencial entonces hay poca gente circulando y encontrás fácilmente lugar en la calle para estacionar. Funciona no sólo como restaurant sino que también venden artículos para el hogar, flores, frutas, quesos, fiambres que si bien no probé, reconozco tenían muy buena pinta. La carta no se caracteriza por ser super extensa pero cada plato tiene un toque especial que lo distingue.

La última vez que fui opté por un solomillo acompañado por unos papines y una salsa riquísima. Otras buenas opciones son el wok de pollo, los sandwichs tanto fríos como calientes, las tablas de queso y fiambres para ir picando algo y como postre se lleva todos los premios el gran volcán de chocolate acompañado con helado de chocolate blanco y salsa, como no podía ser de otra manera, también de chocolate.

 

 

frfeshmark.gif

 

 

 

Para los más exquisitos también hay sopa crema de calabaza con manzanas, crema de cilantro y especias exóticas y calamar a la plancha sobre base de papas doradas y emulsión de recula entre otros.

La atención del resto es bárbara, siempre supervisada por su dueño que anda rondando por las mesas y está al tanto de todos los detalles. Fresh Market tiene un toque bien moderno propio de la zona donde está ubicado y es muy agradable para pasar un rato ameno y distendido al aire libre.

El precio ronda los 35 pesos por persona pero por la calidad de los platos y la excelente atención te prometo que los valen.

Conocés Fresh Market? Conocés algún otro resto por Puerto Madero que esté bueno para ir a tomar el té?. Espero tu respuesta y consejo…

 

Abierto todos los días, de 8 a 24 horas.

 

Zona: Acassuso / Palermo

Dirección: Dardo Rocha 1680 / Guatemala 5200

Teléfono: 4717-1864 o 0695 / 4775-0380


Para mi gusto, uno de los mejores resto´s de comida mejicana en Buenos Aires. Ojo que no todas las sucursales tienen la misma calidad en ambientación, personalmente te recomiendo el de Dardo Rocha.

Un dato importante, tiene estacionamiento, o mejor dicho cuidadores propios del restaurant. A decir verdad, yo no soy para nada amante de dejarle las llaves del auto así nomás a cualquiera pero reconozco que nunca he tenido ni el más mínimo problema en María Felix.

 Dejando de lado esto, te cuento que ni bien entras al resto ya percibís de movida el ambiente bien mejicanote del resto. De fondo suenan los mariachis como locos con sus clásicos y la decoración es bien original ambientando al resto de la manera justa. Hay un montón de mesas distribuidas a lo largo del anchísimo salón pero los días más solicitados como ser Viernes y Sábado siempre es conveniente ir temprano o bien reservar por teléfono (siempre que fuí conseguí mesa pero si buscas una buena ubicación es imprescindible considerar este dato).

En lo que al menú se refiere,  hay de todo. Por supuesto, de entrada te reciben con los típicos nachos para que vayas entrando en clima. No dudes en atacar las quesadillas, los tacos y las infaltables fajitasEstas últimas pueden ser de carne, pollo, camarones, puerco, verduras o bien combinaciones de las anteriores. En mi opinión, no hay como las de carne y pollo. Obviamente, las fajitas no vienen solas sino acompañadas en la sartén con una  mezcla de morrones verdes, colorados y cebolla. A su vez, junto con las fajitas viene una especie de candelabro que en cada una de sus extremidades trae un pequeño recipiente con las distintas salsas (queso cheddar, palta, guacamole entre otras). Algunas más picantes, otras menos de las cuales podés ponerle a tu gusto.

El precio por persona no se aleja de los 50 pesos.

Abierto todos los días mediodía y noche.

Zona: Microcentro

Dirección: Cerrito 8, esquina Rivadavia 

Teléfono: 4382-4144 / 7648 

 

Salado como el jamón, ¡pero realmente lo vale! Si te gusta comer bien y en abundancia, éste es tu lugar. Eso sí, pasate a principio de mes y con la billetera gordita para no quedarte lavando los platos… 

En España, jamón es sinónimo de tradición. Ya los celtas adoraban al cerdo como animal sagrado. En El Museo del Jamón, el que se va a arrodillar ante los platos vas a ser vos. La atención está más allá de toda crítica: esta gente hace de la cocina y del servicio un arte de verdad.  

Entrando aquí encontrás el menú completo. Para picadas magistrales, podés optar por jamones nacionales o españoles. Entre salchichones, chorizos y morcillas, vas a querer que la entrada dure para siempre. También podrías empezar con quesitos varios (de cualquier clase y color), matambres, aceitunas, salamines y boquerones (pececitos con los que se hacen las anchoas). Recomendaciones completísimas: la Gran Picada Museo y la Tabla Especial del Museo. 

Si querés entradas propiamente dichas, a las tapas de este resto las envidian hasta los gallegos. En criollo, las tapas son como mini bocaditos previos a las comidas principales. Las sirven frías y calientes y de todo tipo, pero las de pulpo español se roban todos los aplausos. También hay entradas frías y calientes si no querés innovar a la española. En mariscos este lugar es insuperable. Desde rabas hasta chipirones tenés mil opciones y todas igual de buenas.  

Ya cuando pensaste que estabas hecho, te das cuenta que ni empezaste a comer. Para platos principales podés quedarte con los potentes omelettes, las inmensas tortillas, las coloridas ensaladas o las sopas españolas tradicionales y no vas a pasar hambre. Pero si te quedó lugar para encarar un buen plato principal, no dejes de mirar las opciones de pescados, aves, carnes, arroces y pastas. El salmón rosado a la plancha con salsa tártara o el pez espada con salsa de morrones son sólo un par tímido de recomendaciones entre un plantel VIP de opciones marinas. En aves y carnes se destacan el conejo, el matambrito y el pollo salteado al estilo Bilbao. Las paellas son para sacarse el sombrero: la valenciana y el arroz con mariscos por encima del resto. Finalmente, si sos amante de la buena pasta, pedite unos Ravioles del Museo. Después me contás… 

Antes de pedir la cuenta, los postres. Podés perder el tiempo leyendo las ofertas, pero si querés un broche de oro para tu comida, pedí sin miedo panqueques con dulce de leche!.  

El Museo del Jamón sin duda es para una salida especial: podés llevar a tu familia o a tu pareja. Tus amigos te abandonarían en la puerta al mirar los precios. Acá podrías traerlo al rey de España y quedar como un señor, pero rezarías para que él pague la cuenta: estamos hablando de $70 por persona, aproximadamente. Si eso no te espantó, está abierto todos los días, mediodía y noche.  

 

museo_del_jamon_f3.jpg

Zona: Centro / Belgrano / Recoleta

Dirección: Corrientes 1369 / Mendoza 2338 / Paraná 1209

Teléfono: 4373-5303 / 4785-7770 / 4811-2222

 

Uno de los mejores lugares en Buenos Aires para comer pizza!!!. Los Inmortales surge como homenaje a los personajes que marcaron de algún modo Buenos Aires, y mezcla los sabores italianos con nuestra identidad porteña. En todas las sucursales hay fotos de personas famosas, de antes y no tanto, y en algunas incluso se muestran fotos de su visita al local. Para seguir husmeando te dejo el link de Los Inmortales.

Si vas, lo más recomendable es la pizza o las pastas. El menú las divide en: Tradicionales, de mozzarella, anchoas y pizzaiola; Pizzas Especiales, que te sorprende con roquefort, palmitos, champignones, mariscos, entre otros; y la novedad de Pizzas Light, hechas con harina integral.

Son de primera los calzonis y filoccios (están lejos a la altura de las mejores pizzas). Destacados: fugafainá, con cebolla, y Calzoni a la Bella Nápoli. Para esperar los platos muy feliz, pedite una picadita. Si te quedás con la Picada de la Casa, nadie en la mesa se va a quejar. 

Ideal para catigarte un Domingo por la noche, lo he hecho más de una vez!. Una buena manera de diagramarte lo que vas a comer es arrancar con una pizza de ananá y jamón glaceada y después atacar la de mariscos (ojo que no siempre la sirven pero sin dudas es espectacular). Te repito, si justo acertás y la encontras no te la pierdas!). El precio ronda los $35 per capita.

 

Tenés algún lugar de pizza que te encante y te parezca está a la altura de Los Inmortales?

No dudés en recomendárnoslo!

Página siguiente »