Zona: Barrio Norte

Dirección: Riobamba 1239

Teléfono: 4816 – 5507/5570

Si en tu casa hacen estas tortas…¡¡invitáme a tu casa!! Este lugar no justifica descripciones de espacio, ¡porque con lo gastronómico empacha de bueno! Esta marca nació de la idea compartida de dos hermanas, María Rosa y Nora Longinotti, que luego de convertirse en licenciadas y madres, desempolvaron las recetas de su abuela para sumar otro título a sus historias de vida: ¡el de tremendas reposteras!

Para publicidad, les bastó con sus inigualables elaboraciones… y de a poco crecieron desde la construcción de una planta modelo, hasta la apertura de nuevas sucursales. Hasta el momento, tienen cinco: dos en Belgrano: Céspedes 2647 y Amenábar 933; dos en Barrio Norte: Riobamba 1239 y Laprida 1782; y uno en Palermo: Scalabrini Ortiz 3170. Así que no tenés excusa para no ir. Después vas a andar buscando excusas para volver.

Entre sus servicios, incluyen catering y eventos, cocktails, desayunos, mesas dulces, con la opción de agasajar a tus invitados en salones propios. Además, si tenés la suerte de contar con uno cerquita de tu casa, tienen delivery: para darte ese gustito dulce típico de los viernes o domingos lluviosos a la noche, a solas o en compañía.

Por ahora sólo sabés de lo dulce…pero para ponerle sal a la vida, no te equivocás de lugar ni ahí. Como en casa te ofrece ensaladas suculentas (aunque parezca contradicción), sándwiches muy chic, crêpes extraordinarios, minuciosas tablas de quesos y fiambres en las que rebalsa la dedicación de su cocina, y tapeos y cazuelas que te traen España a la city porteña. Para almuerzos en que quieras mimarte un poco, pasáte a comer: no vas a conocer mejores anfitriones en tu vida.

Y en lo dulce… puedo hablar mucho, pero hasta que no lo pruebes no me vas a creer. Tienen tortas de película, ¡a todo color!: cheesecake, rogel, holandesa, selva negra, isla flotante, nevada y opciones propias como la torta Mili (muy recomendable), la caribeña (tanto o más recomendable aun), y la torta Isabella (ni la reina católica Isabel la conoció igual…

). También la descosen las tartas: coco, frutilla, pastra frola, lemon pie, manzana (tibia con helado de crema americana y te morís), sambayón, tiramisú, de ricota, y no sigo porque imaginárselo sin estar hincándole los dientes es criminal.

En lo que es cafetería, los licuados, jugos e infusiones tienen con qué jactarse. En particular el licuado de frutos del bosque, muy aclamado entre los habitués de esta casa de té. También te podés llevar las típicas muestritas no gratis de alfajores, cuadrados y masitas, para quedarte con las ganas y tener que volver obligadamente por algo más heavy

En cuanto a horarios, depende de la sucursal de que se hable, al igual que la ambientación. Sí se puede decir que todas comparten el estilo moderno fino y clásico, con la comodidad de los clientes como estandarte.

Un dato especial: el favorito de todos es la sede Riobamba, por el espléndido jardín interior con el que cuenta (fuente incluida) para una tarde con sol agradable. ¿A quién invitar? Da para todo, desde amigos que no ves hace tiempo, hasta tu salidita actual. ¿De cuánto hablamos? $35 por persona. Para más información, www.tortascomoencasa.com.

Anuncios